Navigation – Plan du site

Los inicios de la enseñanza-aprendizaje del portugués en España : breves consideraciones sobre el Primero y segundo curso de portugués (Madrid 1876) de Francisco de Paula Hidalgo

Rogelio Ponce de León Romeo

Résumés

En este trabajo se analiza, desde un punto de vista, el Primero y segundo curso de portugués (Madrid 1876) de Francisco de Paula Hidalgo, muy probablemente el primer manual para la enseñanza del portugués en España, estableciendo la fundamentación metodológica en la que se basa.

Haut de page

Texte intégral

A modo de introducción

  •  Este trabajo ha sido realizado en el ámbito del proyecto de investigación del Centro de Linguístic (...)

1El diseño de gramáticas, manuales u otros materiales para la enseñanza del portugués en España, a diferencia de la difusión de otras lenguas en nuestras tierras, parece haberse desarrollado muy tardíamente (Ponce de León 2007 : 74 ; Ponce de León 2008a : 55-57 ; Ponce de León 2008b : 113-117). Tal desinterés puede obedecer a una representación concreta de la lengua portuguesa arraigada en la conciencia de los españoles y manifestada a lo largo de la historia cultural española a través de la creencia - estudiada por Filomena Gonçalves (2007) - según la cual el portugués no era sino un dialecto del castellano - así lo considera Gregorio López Madera en el tránsito del siglo XVI al XVII (Bahner 1966 : 101-117 ;Binotti 1995) y Lorenzo Hervás y Panduro en el siglo XVIII (Calvo 1991 : 161 ; Fuertes : 2006 : 634) -

  • 1 Es menester advertir que, años antes, había sido publicado en Coimbra, en 1821, un interesante manu (...)

2Ello quizás, entre otros factores, contribuyese a menospreciar, en España, la lengua de nuestros vecinos, así como su enseñanza, con la consiguiente escasez de textos para la enseñanza-aprendizaje del portugués. Por ello no es de extrañar que, en España, los materiales didácticos y metagramaticales centrados en la lengua portuguesa sólo comiencen a elaborarse a partir del último tercio del siglo XIX, si bien se pueden encontrar interesantísimos antececentes a finales del siglo XVIII ; me refiero al Acento y artificio gramatical de la lengua portuguesa de Lorenzo Hervás y Panduro, tratado integrado en el segundo volumen de la Escuela española de sordomudos (Madrid 1795), cuyo objetivo último es el de servir no de material para la enseñanza del portugués a castellanohablantes, sino de medio para que los hijos sordomudos de padres portugueses radicados en España – o incluso en su propia patria – puedan beneficiarse del método para aprender la lengua (Ponce de León 2008a : 57-59). Otro tanto podría decirse del panorama que se observa en Portugal a propósito de la enseñanza del español. Un dato sintómatico es la fecha – 1848 –, de la edición de la primera gramática de español orientada para lusohablantes ; me refiero a la Grammatica hespanhola para uso dos portugueses dada a la luz por Nicolau António Peixoto (Ponce de León 2005 : 676-678 ; Ponce de León 2007 : 61-64 ; Duarte 2008a : 29-33), que ha sido editada y pormenorizadamente estudiada por Sónia Duarte (2008b)1.

  • 2  Como las obras del Joaquim Gonçalves Pereira, algunos manuales de Brunswick – especialmente el que (...)
  • 3  Dirigió, junto a Vicente Fontán Mera, entre 1858 y 1859 la Biblioteca de autores griegos y latinos(...)
  • 4  Dio a la estampa unos Ejercicios prácticos y fáciles para aprender la lengua latina (Madrid/Cádiz (...)

3Así y todo, la situación por lo que se refiere a la enseñanza del portugués en España – o a la del español en Portugal –, cambió, como se ha adelantado, a partir del último tercio del siglo XIX a raíz de la proliferación de manuales para el aprendizaje de lenguas extranjeras basados en diferentes métodos que por entonces o estaban en plena vigencia, especialmente el de Ahn-Ollendorf, o el de Gaspey-Otto-Sauer (Sánchez 1992 : 208-220) ; por ejemplo, en Portugal, Joaquim Gonçalves Pereira publica – si se consideran los poquísimos datos que se poseen sobre dicha edición (Cardoso 1994 : 178) –, en la colección O mestre popular aperfeiçoado, O hespanhol sem mestre (Madrid 1883), manual que parece no haber tenido más ediciones – a diferencia de otros títulos de la misma colección, que se editan, por lo menos, hasta 1998 – y de cuya primera edición no se conocen en la actualidad ejemplares ; así mismo, Henrique Brunswick da a la luz el Curso de lingua hespanhola (Oporto 1888), obra que tuvo una suerte muy semejante a la de Joaquim Gonçalves Pereira2. En España, se dio una situación muy similar : así, en el ámbito de las gramáticas denominadas “gemelas” editadas por Julio Groos – y, por lo tanto, aquellas que se diseñan según el método Gaspey-Otto-Sauer –, Francisco Carrillo Guerrero publica la Gramática elemental de la lengua portuguesa (Heidelberg 1911) (Ponce de León 2008), que, como los tratados portugueses a los que acabo de aludir, sólo disfrutó de una sola edición – a diferencia de otras gramáticas del italiano, francés o inglés, publicadas en la misma casa editorial, que se siguen editando en la actualidad –. Una excepción a este panorama –en la medida en que gozó de una mayor divulgación editorial hasta bien entrado el siglo XX –, la constituye el Primero y segundo curso de portugués con la clave de temas (Madrid ¿1876 ?) de Francisco de Paula Hidalgo, periodista que dirigió a mediados del siglo XIX el Diario de Cádiz (Gómez Aparicio 1971 : 656)y que, en el campo de la enseñanza, sobresalió especialmente por editar y traducir textos latinos3 y por adaptar según el método Ollendorf manuales para la enseñan de la lengua latina4. Sobre el manual dedicado a la enseñanza del portugués tratan las siguientes líneas.

El Primero y segundo curso de portugués

4Como he esbozado en un estudio anterior (Ponce de León 2007 : 74-76), el Primero y segundo curso de portugués se construye sobre el método diseñado por Franz Ahn, que ha sido descrito someramente por Aquilino Sánchez :

Cada sección de libro se inicia con un breve resumen gramatical. Siguen luego unas doce palabras y acaba la sección con frases para traducir en la lengua que se aprende [...]. Las lecciones son cortas : abarcan una sola página. El libro [...] finaliza con dos apendices : uno con vocabulario agrupado en 12 áreas temáticas y otro con 12 páginas más de diálogos. Las frases son muy sencillas y próximas a lo que podría llamarse lenguaje “usual y familiar”. Respecto a los conocimientos gramaticales que pueden precisarse para comprender la gramática aquí incluida, éstos se reducen a lo mínimo : singular, plural, nombre... Todo es sencillo (Sánchez 1992 : 208-209).

5En efecto, el tratado de Hidalgo sobre la lengua portuguesa, si atendemos a la microestructura, se aproxima metodológicamente a lo expuesto por Aquilino Sánchez :

  • 5  Por « componente gramatical complejo » entiendo un conjunto de cuestiones gramáticales que no se c (...)

61) Las unidades, que se podrían denominar « lecciones », se desarrollan en torno a un componente gramátical complejo5 que encabeza la unidad. En dicho componente gramatical inicial, la secuencia de presentación es inductiva ; es decir, en primer lugar, se presentan, a propósito del aspecto gramatical principal, ilustraciones en portugués con su traducción al español, para pasar a continuación a introducir, por medio de observaciones, breves explicaciones metalingüísticas.

72) En la segunda parte de la lección, se presentan bloques de oraciones con el fin de que el estudiante realice la traducción directa y la traducción inversa respectivamente ; secuencia ésta que parece justificarse, en términos pedagógicos, si se tiene en consideración la complejidad a la hora de resolver este tipo de ejercicios.

8Tomando, por otro lado, como referencia la macroestructura, el Primero y segundo curso de portugués se divide – amén del librito dedicado a las soluciones – en dos libros, correspondientes a los dos cursos a los que se hace alusión en el título y estructurados, a su vez, en tres partes. La primera se abre con una breve introducción intitulada « Nociones preliminares » (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 1-5), centrada en la explicación de la pronunciación portuguesa seguida de ejercicios de lectura y de un interesante apartado intitulado « Formación de palabras », en el que el autor coteja – si bien subyace en éste, como a continuación veremos, algo más que un simple cotejo – formas etimológicamente emparentadas en portugués y en español. El resto de la primera parte (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 6-28) se dedica a la morfología nominal, al tiempo que la segunda se consagra a la morfología verbal – en un nivel que se podría denominar « básico » ; esto es, se presentan los verbos auxiliares, los irregulares, las formas reflexivas, las pasivas, el infinitivo impersonal, etc. – y a los pronombres personales ; en la tercera parte (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 58-91), en fin, se presentan de forma más o menos detallada consideraciones gramaticales sobre la lengua objeto de estudio. El segundo libro, se estructura también en tres partes : la primera se dedica a cuestiones verbales más complejas ; la segunda se consagra al infinitivo, al participio y se cierra con ejercicios de lectura ; en la tercera parte, se presentan léxico agrupado en áreas temáticas y diálogos en torno a situaciones comunicativas usuales. De acuerdo con todo lo dicho, puede confirmarse la adscripción del tratado de Hidalgo a las propuestas pedagógicas defendidas por Franz Ahn.

9Parece, no obstante, que Francisco de Paula Hidalgo se distancia del llamado método Ahn-Ollendorf, en la medida en que se presta especial atención a la descripción gramatical de la lengua portuguesa ; así lo advierte el autor en el brevísimo prólogo :

Aprended un idioma extranjero como habeis aprendido vuestra lengua nativa. Tal es el principio sobre el cual ha fundando el doctor Ahn su método para aprender idiomas. El éxito que han obtenido las diferentes obras adaptadas á él, nos decidieron á componer el presente libro elemental para uso de los españoles que deseen estudiar la lengua portuguesa. Nos hemos ajustado en un todo al sistema desarrollado en aquéllas, pero damos mayor extensión á las reglas gramaticales, como hicimos en nuestro Primer curso de Latín, para que el discípulo comprenda más fácilmente el idioma que estudia (Hidalgo ¿1899 ?[¿1870 ?] : I, [2]).

10En efecto, como ya he referido, el autor dedica la tercera parte del primer curso a presentar unos « elementos de gramática portuguesa » (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 58-91), que recogen y amplían los aspectos gramaticales tratados hasta ese punto y aquéllos que se presentan en el segundo curso. Si exceptuamos el ya mencionado Acento y artificio gramatical de la lengua portuguesa de Lorenzo Hervás y Panduro, se puede afirmar que estamos, según los datos de que se dispone, ante el primer tratado metagramatical sobre la lengua portuguesa en España. En éste, ya no se introduce el hecho gramatical mediante exponentes léxicos ni se presentan ejercicios de traducción directa o inversa ; por el contrario, la estrategia única consiste en el desarrollo de un hecho de lengua por medio de la explicitación de la regla gramatical. Dichos “elementos”, divididos en 24 apartados, se centran en aspectos morfológicos : 1) del artículo definido ; 2) del artículo indefinido ; 3) del nombre ; 4) del adjetivo ; 5) formación del plural ; 6) comparativos y superlativos ; 7) adjetivos demostrativos ; 8) adjetivos relativos ; 9) adjetivos interrogativos ; 10) adjetivos determinativos ; 11) de los numerales ; 12) de los pronombres personales ; 13) adjetivos posesivos ; 14) de los verbos auxiliares ; 15) del verbo regular ; 16) voz pasiva ; 17) del verbo reflexivo ; 18) del verbo impersonal ; 19) verbos irregulares ; 20) participios regulares e irregulares ; 21) de las preposiciones ; 22) del adverbio ; 23) de la conjunción ; 24) de la interjección. De ciertos criterios gramaticales, por otro lado, se observa una preferencia del autor por un análisis tradicional de ciertos hechos de lengua, como en efecto es el establecimiento de la declinación como accidente nominal, por medio, como sería de prever, de la asignación de las preposiciones en los artículos determinado e indeterminado (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 58-59). En cuanto a la caracterización de los hechos de lengua, puede afirmarse que la actitud de Francisco de Paula Hidalgo, guiado por un afán práctico –presente a lo largo del manual– y probablemente también debido a la proximidad del portugués y del español, se resume en la descripción de los rasgos más importantes de los hechos de lengua, sin definirlos o caracterizarlos ; así, en los apartados dedicados al nombre y al adjetivo se hace referencia a los accidentes gramaticales del género y del número sin caracterizar en sí mismas dichas clases de palabra (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 59-69).

11Así mismo, se aprecia, en términos generales, una estrategia contrastiva, si bien no parece que sea sistemática –o al menos tal como la entenderíamos en la actualidad–, en la medida en que no reflexiona sobre las divergencias morfológicas –por ejemplo, no alude, en el apartado sobre el nombre anteriormente referido, a los sustantivos heterogenéricos–. Es necesario, no obstante, subrayar la importancia, a mi juicio, de ciertas explicaciones contrastivas ; especialmente, la correspondiente a lo que Francisco de Paula Hidalgo denomina « infinitivo portugués » (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 78-79). Amén de describirlo someramente – « El infinitivo portugués puede emplearse personalmente como los demás tiempos, con una terminación particular para cada persona » (Hidalgo ¿1899 ? [¿1876 ?] : I, 78) – y de valorar este hecho de lengua en nota a pie de página – « El portugués es el único idioma europeo que posee esta ventaja, y que le da parte de su belleza » (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 78) –, pasa a identificar – bien es verdad que de forma muy general y, en cuanto a la descripción sintáctica, bastante imprecisa – las estructuras correspondientes en castellano : « Esta forma personal sirve para expresar los tiempos de indicativo y subjuntivo que en castellano va precedidos de la conjunción que » (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 78, nª 1) y a determinar – en un análisis por parte del autor harto deficiente – el contexto de aparición sintáctica y su combinación con otras partes de la oración :

Usase con todas las partes de la oración. Ejemplos :
Como sujeto. – O fallares assim é perigoso, el que hables ( = el hablar) así es peligroso.
Con nombres. – É vergonha não saberes lêr, es vergüenza que no sepas leer.
Con adjetivos. – É essencial estarmos sãos de corpo e de espíritu, es indispensable que estemos sanos de cuerpo y de espiritu.
Con pronombres. – Para me louvares, para que me alabes ; sem se conhecerem, sin que se conozcan ; para o desprezarmos, para que lo despreciemos.
Con verbos. – Creio seres tu, creo que tú eres ; admira-me seres procedidos assim, admírame que hayas procedido así.
Con preposiciones. – Por não sermos ricos soffrimos tudo isso, porque no somos ricos sufrimos todo eso ; sem dormirmos, sin que durmiésemos ; até serem virtuosas, hasta que sean virtuosas.
Con conjunciones. – Antes de partires, antes que partas (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : I, 79).

  • 6  En el ya aludido Acento y artificio gramatical de la lengua portuguesa de Lorenzo Hervás y Panduro (...)

12Ha de convenirse, sea como fuere, en que, no obstante la confusa sistematización de los contextos de aparición del infinitivo flexionado, el pasaje comentado constituye, de acuerdo con los datos que tengo, la primera explicación contrastiva de este hecho de lengua exclusivo del portugués con sus correspondencias en Espanhol6. Por lo demás el mismo esquema aparece en el segundo curso, si bien en este nivel se añaden más ejemplos de cada caso y se presenta ejercicios de traducción directa e inversa (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : II, 26-28).

13En la línea, así mismo, de la estrategia contrastiva puede resaltarse, en un breve apartado titulado « Formación de las palabras » (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : 3-5) la sistematización de las alteraciones en el significante de palabras etimológicamente emparentadas en castellano y en portugués – tanto en lo que el autor denomina « radical » como en las « terminaciones » –, a fin de allanar el camino del estudio de esta última lengua : « La lengua portuguesa ha tomado del latin, del castellano y del italiano un gran numero de palabras que con el uso han sufrido ciertas alteraciones eufónicas, cuyo conocimento es de la mayor importancia. Muchas de esas palabras se corresponden en portugués y en castellano » (Hidalgo ¿1899 ? [¿1876 ?] : 3). Así, en lo que toca al lexema, la relación de las formas portuguesas y castellanas se establecen por identidad, por supresión de letras, o por conmutación, transposición y adición de letras :

  • 7  Atendiendo al hecho de que se dedica, según se verá a continuación, la segunda parte a las converg (...)

1.º Sin modificacion alguna, como amigo, mesa, estrella, útil, prudente, amar, comer, etc.
2.º Con la supresion de alguna letra, como terra, tierra ; neve, nieve ; lido, leido, etc.
3.º Con ligeras conmutaciones de letras, como húmido, húmedo ; escuro, oscuro ; chave, llave ; livro, libro.
4.º Con algunas trasposiciones y cambios de letras, como amavel, amable ; invisivel, invisible7.
5.º Con algunas adiciones de letras, como fructo, fruto ; virtude, virtud ; nuvem, nube (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : 3).

  • 8  En el caso de los verbos, el autor se limita a presentar en contraste las terminaciones de los inf (...)

14La segunda parte de este apartado se dedica a la determinación de la relación entre los morfemas en portugués y en español : « Si a este especial conocimiento se agrega el de todas las principales desinencias ó terminaciones portuguesas que se corresponden con las castellanas, fácilmente se podrán comprender los elementos de aquel idioma, comparado con el nuestro, con cuyo objeto las ponemos aquí » (Hidalgo ¿1899 ?[¿1876 ?] : 3). En efecto, tras esta observación, Francisco de Paula Hidalgo presenta listas – relativas a los nombres, adjetivos y verbos8 – de correspondencias de morfemas derivativos en portugués y en español con sus respectivos ejemplos. Es necesario realzar, aunque no creo que haya una relación directa, las similitudes entre este apartado y el opúsculo intitulado Methodo breve, y facil para entender Castellanos la lengua Portugueza (Duarte & Ponce de León 2005), uno de los textos preliminares del Diccionario Castellano, y Portuguez (Lisboa 1721) incluido en el tomo VIII del Vocabulario latino, e portuguez (Coimbra / Lisboa 1712-1728) de Rafael Bluteau.

Consideraciones finales

15Cabe resaltar, en la parte final de este trabajo, el carácter pionero del Primero y segundo curso de portugués, en la medida en que constituye – al menos de acuerdo con los datos de los que dispongo – el primer manual para la enseñanza del portugués en España. Hemos visto que, además de encuadrarse en la línea de materiales diseñados según las directrices pedagógicas de los métodos que se podrían denominar, para la época, « de vanguardia », desde el punto de vista lingüístico y gramatical, el manual de Francisco de Paula Hidalgo acoge al final del primer libro una de las primeras descripciones gramaticales del portugués en castellano, determinando en no pocas ocasiones la convergencia y la divergencia de las estructuras gramaticales y léxicas entre estas dos lenguas. Hay, no obstante, un aspecto que no se debe soslayar ; me refiero al hecho de que el tratado de Francisco de Paula Hidalgo se publicó en repetidas ocasiones hasta bien entrado, como se ha mencionado al inicio del presente trabajo, el siglo XX, hecho éste inédito tanto para los primeros manuales de español en Portugal, como para los manuales de portugués en España. Creo que todo ello justifica la importancia del primer manual para del Primero y segundo curso de portugués.

Haut de page

Notes

 Este trabajo ha sido realizado en el ámbito del proyecto de investigación del Centro de Linguística da Universidade do Porto Hipologram : History of the Portuguese language and the Portuguese grammatical tradition, financiado por la Fundação para a Ciência e a Tecnologia (Ministério da Ciência, Tecnologia e Ensino Superior de Portugal) ; referencia POCTI/0022/2003.

1 Es menester advertir que, años antes, había sido publicado en Coimbra, en 1821, un interesante manual de enseñanza de diversas lenguas : las Taboas de declinação e conjugação para apprender as linguas espanholas, italianas e franceza, comparando-as com a portugueza de José Vicente Gomes de Moura (Duarte 2005 ; Ponce de León, en prensa), en el que por primera vez se integra, de forma explícita, la lengua española como objeto de estudio.

2  Como las obras del Joaquim Gonçalves Pereira, algunos manuales de Brunswick – especialmente el que se describe el inglés – se publican hasta 1994.

3  Dirigió, junto a Vicente Fontán Mera, entre 1858 y 1859 la Biblioteca de autores griegos y latinos. Ramiro González ha realizado un trabajo sobre esta cuestión (2006) que no he conseguido consultar.

4  Dio a la estampa unos Ejercicios prácticos y fáciles para aprender la lengua latina (Madrid/Cádiz 1862), así como una Gramática latina, y método para aprenderla (Cádiz 1865). Alguno de los materiales para el aprendizaje del latín –en el supuesto de que el nombre del autor haga referencia a la misma persona – se publicaron incluso al otro lado del Atlántico ; tal parece ser el caso del Suplemento para las clases que cursan latinidad por el método Hollendorf [...] para uso de los colegios clerical y preparatorio (México 1877). Otras obras no gramaticales de Francisco de Paula Hidalgo es el Anuario mercantil y estadístico para 1855 (Madrid/Cádiz 1855) (Hidalgo 1862 : 100). Escribió, así mismo, en coautoría con Aristides Ponglioni, la Crónica del viaje de SS. MM. y AA. RR. á las Provincias de Andalucía en 1862 (Cádiz 1863), en la que se narra el viaje de la reina Isabel II « acompañada de su familia y con um amplio sequito » (Escalera : 320, nª 14).

5  Por « componente gramatical complejo » entiendo un conjunto de cuestiones gramáticales que no se compone de un aspecto exclusivo de un nivel gramatical sino de varios, aunque uno de ellos es el principal desde una perspectiva didáctica; por ejemplo, la unidad con la que se introduce la formación del plural (Hidalgo ¿1899?[¿1870?] : 15-16), se completa con otros exponentes gramaticales como la tercera persona del presente del indicativo de ‘ser’ y ‘estar’ y el adverbio ‘sempre’.

6  En el ya aludido Acento y artificio gramatical de la lengua portuguesa de Lorenzo Hervás y Panduro no hay mención del infinitivo flexionado; ausencia ésta tal vez debida a las fuentes utilizadas por el autor para la realización de dicho opúsculo (Ponce de León 2008b : 57-58).

7  Atendiendo al hecho de que se dedica, según se verá a continuación, la segunda parte a las convergencias en las «terminaciones», no parece una elección correcta los ejemplos con los que se ilustra la regla 4.º.

8  En el caso de los verbos, el autor se limita a presentar en contraste las terminaciones de los infinitivos; habría sido bastante más provechosa, a mi juicio, extenderla a las desinencias de los tiempos verbales.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Rogelio Ponce de León Romeo, « Los inicios de la enseñanza-aprendizaje del portugués en España : breves consideraciones sobre el Primero y segundo curso de portugués (Madrid 1876) de Francisco de Paula Hidalgo », Documents pour l’histoire du français langue étrangère ou seconde [En ligne], 42 | 2009, mis en ligne le 16 janvier 2011, consulté le 27 juin 2017. URL : http://dhfles.revues.org/757

Haut de page

Auteur

Rogelio Ponce de León Romeo

Facultad de Letras de la Universidad de Oporto
Centro de Línguística da Universidade do Porto

Haut de page

Droits d’auteur

© SIHFLES

Haut de page
  • Logo SIHFLES
  • Les cahiers de Revues.org